sábado, 22 de abril de 2017

RESEÑA #54 "EL GRAN GATSBY" - F.S. FITZGERALD


TITULO: El gran Gatsby (The great Gatsby).
AUTOR: F.S. Fitzgerald.
EDITORIAL: DEBOLSILLO.
Nº Pag: 192.
ISBN: 9788497936606.

SINOPSIS:
Esta es la historia del millonario hecho a sí mismo, Jay Gatsby, a quien sólo le mueve una obsesión: recuperar un amor de juventud. Pero Daisy es hoy una muchacha que forma parte de una sociedad frívola y aburrida de sí misma, una criatura encantadora y también dañina. Un magnífico retrato de heroicidad en un mundo decadente.







OPINIÓN PERSONAL 
     Hoy es el turno de un clásico que algunos de vosotros ya conoceréis, “El gran Gatsby”. Su autor, F. Scott Fitzgerald, nació en 1896 en el seno de una familia perteneciente a una clase media – alta. No fue hasta su etapa en secundaria cuando empieza a destacar en la escritura, y en la universidad de Princeton dicha pasión se aviva hasta tal punto, formando parte de una especie de sociedad de comedia musical, que su vida estudiantil queda estancada y acaba abandonando la universidad. Durante esos años conoce a su primer amor, Ginevra, la chica que se convertirá en la inspiración y esencia de los personajes femeninos de sus futuras obras. Se alista en el ejército y temiendo no cumplir su sueño, en los días previos redacta una de sus primeras obras. Siendo ya subteniente de infantería, conoce a la que se convertirá en su esposa, Zelda, con la que se muda a Nueva York en 1922 tras el nacimiento de su única hija. Dos años más tarde y tomando el lugar como ambientación para su obra, comienza a redactar la historia que tanto éxito alcanzó y hoy abordamos. Tras sufrir varias crisis en su ámbito personal, después de revisar su manuscrito y habiendo logrado decidirse por un título, la obra se publica en abril de 1925.

     He ido posponiendo y retrasando su lectura desde que descubrí su adaptación  a la gran pantalla en 2013. Pese al interés que despertó en mí este emblemático y célebre personaje, siempre se cruzó otro libro que acaparaba el foco de mi atención desplazándolo hacia una esquina de mi mesa, hasta que el entusiasmo por recrear en mi mente esta apasionante ficción decidió el momento para de un “trago”  beberme la lectura de sus primeras hojas, las cuales irremediablemente dieron paso a la pausada y disfrutada leyenda de la obra.

     La ficción la conocemos a través de las palabras de Nick Carraway, un treintañero que aunque sin mucho carácter, se muestra irónico y risueño. Nos sitúa en los glamurosos años 20, momento en el que trabajaba como corredor en la bolsa y se muda a un pueblo ficticio, denominado West Egg, situado en Long Island. Cerca de dicha localización vive su prima segunda, Daisy Fay, una preciosa chica de mirada triste que vive con su marido, Tom Buchanan, un rudo y vulgar exjugador de fútbol americano que conoce a Nick de la hermandad universitaria. Los días pasan sin que nuestro protagonista  conozca al habitante de la magnífica y enorme casa vecina, hasta que recibe una elaborada y cuidada invitación para una de las muchas fiestas que en ella se desarrollan.  No es hasta ese momento cuando por fin se encuentra cara a cara con el anfitrión. Este no es otro que el famoso Jay Gatsby, un apuesto, elegante y millonario joven que sirvió en el ejército durante la Primera Guerra Mundial. Lo que Nick ignora es que, su invitación tiene un sentido bien diferente al del  resto de los asistentes; Gatsby sabe que su nuevo vecino es familiar de su primer y gran amor a quien hace años que no ve. A partir de entonces, los encuentros entre este y Nick irán en aumento y lo que comienza como una relación interesada por parte del primero, se convertirá en una gran amistad. De este modo Nick se vuelve el punto de unión entre Daisy y Gatsby, testigo discreto de sus encuentros. Pero también conocerá su propia historia de amor, asistirá a numerosas fiestas y se rodeará de diferentes personalidades gracias su vecino, que le muestra en profundidad el estilo de vida  propio de aquellos años.

     La narrativa que Fitzgerald desarrolla en este libro es sencilla, sin necesidad de recurrir a sofisticadas palabras ni tecnicismos enrevesados, facilitándonos su lectura y comprensión. Organizada y estructurada por capítulos, estos se suceden de manera cronológica recogiendo las palabras de Nick que es el narrador de la historia, que nos la cuenta en pasado. Es cierto que para su creación, su autor se aleja de lo que hasta el momento había  escrito ya que se siente extraordinariamente inspirado por mostrarnos un mundo más real y sincero. Denota y se desprende por  sus palabras la crítica que realiza a la sociedad que, aunque resplandeciente, elegante y con el jazz como banda sonora, escondía subyacente el contrabando y el crimen organizado.

     Los personajes son de lo más variopintos. Junto a Nick, somos testigos de muchas de las escenas claves e importantes de la historia, en las que nuestro protagonista permanece mudo e impertérrito, adoptando una actitud indiferente. Daisy me resultaba por momentos algo insoportable, pero es el papel propio de una joven de la alta sociedad, cuya vida se vuelve algo insulsa a pesar de sus posibilidades, y cuyo género condicionaba en una sociedad como aquella. Y luego está el misterioso Jay Gatsby, de desconocido y dudable pasado, con una honda instrucción en todos los sentidos (física y mental), siendo siempre su única aspiración convertirse en el perfecto “gentleman”.

     Desde el principio, como un guion predestinado, todo conduce a Gatsby: su primera aparición, su visión del mundo y el porqué de todo lo que posee y ha conseguido a lo largo de su vida. Los acontecimientos se suceden uno tras otro y si debo elegir mi parte favorita de todo el relato, sin duda me decantaría por el final. No esperas que la resolución se antoje así, no optando por recursos innecesarios para alargar el entramado, y explicándonos varias de las cuestiones que rodean a este enigmático y cautivador personaje. 

   “El gran Gatsby” es la manifestación del llamado “sueño americano”, de la ambición humana,  y el idealismo. Una historia injusta que nos demuestra que aunque lo poseas todo, no conocerás la verdadera felicidad hasta lograr alcanzar aquello que tanto amas. 

“Continuamos avanzando de esta forma laboriosamente, navíos contra la corriente, en regresión hacia el pasado sin pausa alguna.”

★★ 4/5

sábado, 15 de abril de 2017

BOOK TAG TIM BURTON

  
   ¡Hola readers! Para la entrada de hoy he decidido realizar un Book Tag ya que hace tiempo que no publico ninguno en el blog. Tras leer varios modelos en vuestros blogs, encontré uno que me encantó. Ya que Tim Burton se encuentra entre mis directores favoritos y sus películas me cautivan y fascinan desde pequeña, elegí responder este Tag de acuerdo a algunos de los títulos que podemos encontrar en su filmografía.
    ¡Comencemos!




 
1. La novia cadáver: un libro con un romance imposible.

   Ya lo he citado en otras ocasiones y aunque son varias las relaciones literarias que encajarían en este apartado, considero que la que nos plantea “Prohibido” es sin duda la elección más acertada. La relación entre Lochan y Maya despierta sentimientos y prejuicios a partes iguales, y no resultará indiferente a todo aquel que lea su historia y se convierta en testigo directo del nacimiento de esta relación clandestina. 







           
2. Eduardo Manostijeras: ¿Qué dos personajes de diferentes libros shipearías?

   Se me ocurren varias posibles parejas, pero como gran apasionada de los clásicos, a los que solemos calificar como pertenecientes al denominado “period drama”, no podía resistirme a shippear a dos personajes correspondientes a dos obras que se encuentran entre mis favoritas: “Orgullo y Prejuicio” y “Jane Eyre”. Me refiero a Elizabeth Bennet y Edward Rochester y si, sé que puede que esta relación resulte algo extraña y que parezcan muy diferentes; ella destaca por su fuerte carácter y la pasión que pone en todo lo que hace y él, sobre todo, por su apariencia fría y distante.  Aun así creo que el carácter de ambos acabaría uniéndolos y forjando una preciosa relación que los complementaría.



 
 
 4. Big Fish: Un libro en el que aparezca tu criatura fantástica favorita.

   Resulta complicado elegir un solo libro y una sola criatura entre tantos universos y seres. Por ello creo que aquí coincidiré con muchos de vosotros ya que debido a la gran variedad de criaturas que reúne y a que los sigo adorando desde que los leí siendo niña, elegiré la saga de Harry Potter. Sus elfos, unicornios, hipogrifos, ave fénix, sirenas, dragones, etc.,…ya actúen correctamente o estén del lado de “el-que-no-debe-ser-nombrado”, sigue despertando el asombro y atracción de pequeños y grandes. 







4. Pesadilla antes de Navidad: Libro del que todo el mundo habla.

   Actualmente están muy de moda los conocidos como “retelling” que consisten en una versión nueva, a menudo actualizada o retraducida, de una historia. En concreto están siendo muy comentados aquellos que se centran en cuentos tan clásicos como “La bella y la bestia”, “Cenicienta”, “La bella durmiente”, “Peter Pan”, “Alicia en el País de las Maravillas”, “El mago de Oz”, etc. Estoy interesada en leer algunos de los títulos que abordan mis cuentos favoritos.






 5. Sweeney Todd: Un libro que sea mucho más macabro de lo que aparenta.

     Automáticamente pienso en ciertas escenas de “Los juegos del hambre”, que si tenemos presente que la protagonizan niños y jóvenes, el impacto que causan es mayor. Ahora bien, si os menciono “It (Eso)” de Stephen King quizá penséis que es demasiado evidente, pero puede que os equivoquéis tal y como me ocurrió a mí. No fue hasta que comencé su lectura cuando realmente comprobé, una vez más, que el maestro King es capaz de convertir lo más cotidiano e inocente en la peor de las pesadillas. Puede que sea a un nivel más psicológico pero consigue presentar unas situaciones y escenarios de lo más terroríficos.






 

6. Charlie y la fábrica de Chocolate: Un libro cuyo final te haya parecido demasiado predecible.

   ¿A quién no le suele gustar encontrarse con una preciosa historia de amor? Ya sea en pleno género histórico, dramático, fantástico, incluso de terror. Pero cuando los acontecimientos son tan típicos y se nos plantean como meros clichés, la lectura se vuelve completamente predecible y nos encontramos ante un viaje acelerado hacia un final que nos crea la sensación de “déjà vu”. En este apartado podría citar muchos de los títulos que en la actualidad se publican catalogados bajo este género. 




                                             


7. Alicia en el país de las maravillas: Explica la escena más surrealista que hayas leído.

   Sin ofender a los fans de esta historia, reconozco que muchas de las escenas que nos plantea “50 sombras de Grey”. Cuando se presentaba ante mí algunas de las conversaciones que recoge el libro, me quedaba estupefacta ante las mismas y más encontrándonos en pleno s. XXI. No entendía como su protagonista consentía y permitía esas acciones  y que, de igual modo, la sumisión que adoptaba en el aspecto privado de la relación, lo extrapolara al resto de los ámbitos.










8. Frankenweenie: Elige al personaje al que traerías a la vida real.

   Si me permitís, aquí elegiría poder traer a la vida real a los 3 personajes principales de “Las ventajas de ser un marginado”: Charlie, Sam y Patrick. Por la personalidad tan diferente que presenta cada uno y por los grandes momentos que nos regalan a lo largo de todo el libro, estaría genial formar parte de este grupo tan divertido y peculiar donde la amistad lo significa todo.



    Hasta aquí el Book Tag de hoy. Espero que os haya parecido original y os invito a que lo realicéis en vuestros blogs, ya seáis fans de Tim Burton o no. Como siempre, me gustaría conocer vuestra opinión al respecto o cuáles serían vuestras elecciones.

¡Hasta la próxima readers!


sábado, 8 de abril de 2017

RESEÑA #53 "CUENTOS DE HADAS" - H.C. ANDERSEN


TITULO: Cuentos de Hadas (Fairy Tales).
AUTOR: H.C. Andersen.
EDITORIAL: LIBROS DEL ZORRO ROJO.
Nº Pag: 312.
ISBN: 9788494328411.

SINOPSIS: 
 «La vida en sí es el mejor cuento de hadas», dijo una vez Hans Christian Andersen, el hombre capaz de reconocer la magia en cuantas historias posaba los ojos. Bajo esta premisa relató por escrito más de ciento cincuenta vidas, erigiéndose como uno de los mejores contadores de cuentos de todos los tiempos y, durante generaciones, alimentando la tradición oral con narraciones vivaces y llenas de encantamientos.  La tristeza, la soledad, el amor, la ambición y la valentía confluyen en los cuentos de Andersen como juegos de luces y sombras que desfilan ante el lector, desplegando una sensibilidad propia de las historias para niños y susceptibles de encandilar también a los adultos encargados de leerlas.



OPINIÓN PERSONAL

        Esta semana os invitó a realizar un viaje retrospectivo hasta los años de nuestra infancia, a esos años en los que los imposibles no existían y nuestros deseos en forma de “sueños despiertos” tenían tanto poder que nos saciaba haciéndonos creer que las fantasías infantiles podían materializarse. El ticket que necesitaremos para optar al gozo y disfrute de este viaje que os digo,  lleva el nombre de “Cuentos de hadas” y nos los regala Hans Christian Andersen. Este increíble autor nace en 1805 en Copenhague, en una familia extremadamente pobre que llegó a mendigar. Se vio obligado a abandonar la escuela pero la desbordante imaginación que poseía seguía avivándose gracias a sus padres y a sus lecturas, entre las que se encontraban L. Holberg y W. Shakespeare. Destacan en su vida, sus intentos por dedicarse al mundo de la ópera y la danza, en los cuales fracasó, pero que le proporcionó la oportunidad de forjar grandes amistades. Decía que “viajar es vivir” por ello le apasionaba visitar diferentes lugares durante los cuales escribía poemas así como sus impresiones y opiniones en periódicos, de hecho el mismísimo Charles Dickens le acompañó durante uno de sus numerosos viajes. Sin ir más lejos nuestro país fue visitado, en varias ocasiones, por este célebre autor que quedó maravillado de ciudades como Granada, Alicante, Toledo y Málaga (lugar que le erigió una estatua). Tras varias obras y breves historias publicadas, con la tercera serie de cuentos comienza a aumentar su fama y reconocimiento. Sus fracasos amorosos inspiraron muchos de sus cuentos, fracasos que no solo se refieren al género femenino ya que se cree que por determinadas escrituras de su diario, también se sintió atraído por su propio género. Curiosamente los cuentos que finalmente le concedieron la inmortalidad en el mundo literario, no se encontraban entre sus obras favoritas pero a pesar de ello continuaba escribiéndolas e incluso recitándolas en público. Siempre fue tachado y señalado de lunático y raro, lo que le valió para decidir pasar  parte de su vida solo. Fallece en 1875 cerca de su ciudad natal, siendo enterrado en su propia casa, lugar donde hoy podemos visitar su tumba. 

    

     Tradicionalmente estos cuentos y relatos eran transmitidos oralmente de generación a generación, sin necesidad de ser impresos o grabados, aportándoles un halo mayor si cabe de expectación y entusiasmo, pues las personas que albergaban su conocimiento podían ser el gran centro de atención en sus círculos familiares y sociales, despertando su rica sabiduría el interés y la atención del respetable. Andersen las toma como base y las recopila en unas preciosas y mágicas historias que años después seguirían, no solo oyéndose y leyéndose, también disfrutándolas a modo de películas y series que aun hoy gustan a todos los públicos, pequeños y mayores. Aunque cabe decir que estas últimas adaptaciones se han encargado de edulcorarlas y adulterarlas, en cierto modo, para restar o reducir el impacto que podrían causar en sus seguidores más jóvenes. Aun así, ediciones como la que tengo el placer de disfrutar, tienen por finalidad preservar el legado que su creador fue forjando y erigiendo con los años, para que podamos seguir leyéndolas tal y como fueron concebidas.

     

  

  En esta edición podremos volver a rememorar los siguientes cuentos: “El encendedor de Yesca”, “Claus grande y Claus chico”, “Pulgarcita”, “El compañero de viaje”, “El traje nuevo del emperador”, “Los zuecos de la felicidad”, “El valiente soldadito de plomo”, “Lo que hace papá, bien hecho está”, “Las cigüeñas”, “El patito feo”, “La pastora y el deshollinador”, “El abeto”, “El porquero”, “La reina de las nieves”, “El ruiseñor”, “La vendedora de cerillas”, “La colina de los elfos”, “La casa vieja”, “La mariposa”, “La sirenita”, “La hija del rey del fango”, “El jardín de Edén”.    




   Si importante es el trabajo de H. C. Andersen, no menos importante resulta el de su compañero en esta aventura, Harry Clarke. Este ilustrador irlandés de exquisita técnica, ha convertido en imágenes obras tan importantes como las de Edgar Allan Poe y J. W. Goethe entre otros. Subrayar que fue influenciado por importantes movimientos de la época y a su vez, fue precursor del conocido Art Nouveau.

   Esta edición es fiel a la primera versión publicada en 1916 por George G. Harrap & Co. en Londres y años después, en 1922 en Nueva York por Brentano´s. Su primera tirada solo contaba con 125 ejemplares que iban acompañados de ilustraciones, en blanco y negro realizadas a pluma y firmados por el artista. Con tapa dura y una elaborada y cuidada sobrecubierta que enlaza diferentes dibujos, no podemos evitar tener en las manos esta obra y recordar esos pesados, míticos y maravillosos libros que siempre visionábamos en las películas de nuestra infancia. Toda una joya digna de ocupar un privilegiado espacio de nuestra particular y personal biblioteca, que nos posibilite cuando lo deseemos, acariciar su cuidada estética, apreciar ese inconfundible olor que desprenden los libros, al tiempo que releemos uno de nuestros relatos preferidos.


     Seguro que todos conocéis estas historias, estos fantásticos y fantasiosos relatos de ficción, pero ¿estáis realmente seguros que los conocéis? Poco puedo aportaros sobre el contenido de estos maravillosos cuentos, pero sí os diré a los que nunca los leyeron, que esta obra brinda una magnífica oportunidad para romper la rutina literaria de nuestros días y recobrar esa energía fresca y traviesa de nuestros primeros lustros, disfrutando de una lectura sencilla, pueril, y cándida pero profundamente entrañable y verdadera. Adentraros en estos cuentos, retomad esos personajes que a buen seguro os despertaran un poco de grata melancolía, y como siempre... ¡disfrutad!




 “Porque los cuentos, al igual que muchas personas, se van volviendo más hermosos con la edad, lo que resulta de lo más agradable.”

 - H.C. Andersen –
 
★★★ 5/5